Aromaterapia: Los beneficios de las fragancias para la salud

¿Cuándo fue la última vez que te sentaste a oler las flores, el pasto recién cortado o alguno de los aromas que te gustan? El poder de los perfumes es mucho más fuerte de lo que nos damos cuenta; a veces sentir un olor agradable nos puede recordar momentos, comidas e incluso a seres queridos.

Ese efecto que tiene en nosotros es el que busca aprovechar la aromaterapia, el arte de utilizar aceites esenciales mediante inhalaciones o aplicaciones para ayudar a curar enfermedades o mejorar el estado de ánimo de una persona.

La utilización del poder de los aceites esenciales para fines terapéuticos puede ser rastreado hasta los tiempos más antiguos. Allí, civilizaciones como la Griega, la China, la Egipcia y la India los utilizaban para poder preparar fragancias, artículos de cosmética o incluso medicamento (algunos de estos conocimientos siguen siendo parte de la Medicina Tradicional China).

Sin embargo, el estudio de las propiedades de estos aceites no se hizo hasta principios del siglo pasado, donde se empezaron a ver cuál era la acción terapéutica de los mismos. Para fines del Siglo XX, la mayoría del planeta ya conocía las propiedades de la aromaterapia, y millones de personas gozaban de sus beneficios. Tanto difusores de fragancias como perfumes de mujer hicieron que la acción terapéutica de los aromas no pase desapercibida. 

Es importante aclarar que la aromaterapia, si bien brinda una acción terapéutica y puede ayudar a paliar ciertos síntoma, no es considerada parte de la medicina convencional. Aún así, enfermedades como la artritis, la bronquitis o gastroenteritis pueden ser tratadas de esta manera para ayudar a aliviar los síntomas.

Eso se debe a que ciertos aceites esenciales tienen propiedades diuréticas, antisépticas, analgésicas, antibióticas, sedantes, expectorantes y astringentes. Incluso existen casos de pacientes que se estaban haciendo tratamientos psiquiátricos u oncológicos que han complementado su medicina con aromaterapia ya que, si bien no va a ayudar en la cura, puede hacer que la persona se relaje durante el proceso.

En las grandes civilizaciones donde se utilizaban las propiedades de la aromaterapia, eran los médicos quienes tenían los secretos de los aceites y sabían cómo aplicarlos. Por suerte, en nuestros tiempos contamos con empresas como Universo Garden Angels, las cuales se dedican a comercializar y a dosificar la cantidad necesaria para poder tener el poder de los aromas en nuestras casas.

Presentando este tipo de productos en forma de difusores de aromas, desodorantes, perfumes o incluso body splash, las personas tienen la posibilidad de disfrutar de un aroma agradable que puede ayudarla a relajarse.

A veces el aroma ideal es el que nos hace recordar a nuestra infancia, el que nos remonta a un momento feliz o simplemente el que nos remite a un plato que nos cocinaba un familiar.

Pero cada aroma es propio, y muchas veces el poder sanador es el que se dispara en nuestra mente. Ese es el verdadero poder de la aromaterapia, y es por eso que tantas personas en el mundo la sienten como una parte fundamental de su día a día.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicar un comentario